Virtualización al próximo nivel

Elimine los intermediarios

El concepto de la mayoría de los métodos de virtualización de servidores consiste en un «mediador cuyo papel es conectar lógicamente la máquina virtual huésped por un lado, y, por otro el propio host que manipula los recursos. La ventaja competitiva que se puede obtener de un Servidor Privado Virtual KVM se origina en el hecho de que la tecnología KVM se compila dentro del núcleo del equipo anfitrión, o sea no se necesita ningún otro software – la máquina de la huésped se comunica directamente con el servidor. El resultado será menos sobrecarga y más rendimiento.
Virtualización al próximo nivel

Acceso directo a los recursos del servidor dedicados

Disposición de los recursos del servidor reservados solamente para usted

El método de virtualización revolucionario implantada durante la creación de los Servidores Privados Virtuales KVM les permite aprovechar mejor los recursos del servidor a disposición. El método KVM se elabora sin más en el sistema operacional del anfitrión dando lugar a una comunicación directa con el host físico sin tener que dirigir todas las consultas a través de una capa de virtualización. La comunicación menos redundante da lugar a un desempeño mucho más eficiente del VPS.
Acceso directo a los recursos del servidor dedicados

Un control total cuando se trata del sistema operacional

Una completa libertad para utilizar el sistema operacional que desee

Lo que se puede considerar una limitación de los Servidores Privados Virtuales, si se les compara con los servidores dedicados, será el sistema operativo en sí – en la mayoría de los casos usted no puede instalar un SO si este no entra en el elenco de sistemas operativos que mantiene su proveedor. Con un Servidor Privado Virtual KVM, a cambio, es posible – realmente cargar cualquier sistema operativo que sea compatible con las capacidades del servidor o el hardware del servidor madre. Lo que es viable como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM se integra directamente en el SO del servidor, con lo que queda garantizada la comunicación directa de las máquinas virtuales con el servidor físico, eliminando completamente la necesidad de otro nivel de comunicación, que suele ser parte de una gran parte del resto de soluciones de virtualización.
Un control total cuando se trata del sistema operacional
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL